Archivo | La vida en Berlín RSS feed for this section

Volver, volver…

2 Dic

Hace casi tres meses que volví de Berlín y ha llegado el momento de ¡tachán! hacer una lista sacada de la manga de las que tanto me gustan. En este caso he pensado en describir las seis fases por las que pasamos aquellas personas que viven en un país diferente (por decisión propia, eso sí) y vuelven a su patria…

Fase 0, Fase de Choque. Al llegar, te vienen a buscar al aeropuerto tus familiares más cercanos que tantas ganas tenías de ver. De camino a casa, en el coche, intentas ponerte al día de todo, pero han pasado tantas cosas que muchos temas se quedan pendientes. Al llegar a casa no deshaces la maleta y tan sólo sacas las cuatro chorradas que has traído de recuerdo. Dormir en tu „otra“ cama es una experiencia extrañamente familiar. Sigue leyendo

Qué no perderse en Berlín

12 Ago

Siempre que viene alguien de visita a Berlín y me pregunta qué se puede ver o hacer en Berlín, acabo enviando un mail refrito mezclado en catalán y en castellano al que voy añadiendo y quitando cosas sobre la marcha. Creo que ya va siendo hora de escribir un post en condiciones y dejar mis recomendaciones para la posteridad. Allá va mi particular top-ten:

  1. Berlín es una ciudad para caminar, ir en bici y no cansarse de descubrir cosas. Evidentemente, hay visitas obligadas. Se pueden hacer en medio día caminando: la puerta de Brandenburgo, el parlamento (Reichstag), el Monumento a los judíos de Europa asesinados (Denkmal für die ermordeten Juden Europas), la avenida Unter den Linden, la plaza Gendarmenmarkt, la isla de los museos (Museumsinsel), Alexanderplatz, la torre de telecomunicaciones (Fernsehturm), el barrio judío y, como somos turistas, el Checkpoint Charlie. Dada la interesante historia de Berlín, sería una pena ver todo esto sin contextualizarlo, así que recomiendo llevar una guía o mejor, hacer un tour guiado en español. La propaganda no es lo mío, pero como es algo que he hecho y me ha gustado mucho, creo que puedo recomendar este tour.
  2. El muro es otra de las visitas obligadas. El trozo más largo que se conserva es la East Side Gallery, con más de 1300 metros y unas 106 obras (graffitis, para entendernos) de artistas de todo el mundo. Para conocer más sobre la historia del muro y ver una torre de control que aún se conserva, podéis visitar el memorial del muro de Berlín (Gedenksstätte Berliner Mauer). Aviso: la información está solamente en inglés o alemán. Tanto la East Side Gallery como el Gedenksstätte son gratuitos. Sigue leyendo

Descubriendo el mundo de las start-ups en Berlín

11 Ago

Hace algunos meses, recibí una llamada de un remitente desconocido. Al parecer, había enviado mi currículum, al principio de mi estancia en Berlín, a una empresa a la cual prefiero mantener en el anonimato. Me ofrecían colaborar externamente como productora de vídeos de español como lengua extranjera para su plataforma eLearning. Aunque yo ya tenía trabajo y lo que me ofrecían no me daría de comer, nunca hay que desaprovechar oportunidades, así que allí me presenté. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que… ¡era una start-up! Sigue leyendo

Indignada, incomprendida y con ganas de sol

23 Jul

Desde hace tiempo, pero con más fuerza las últimas semanas, me corre indignación por las venas. Quizás antes, en tiempo de vacas gordas, la absoluta incompetencia de los politicuchos de turno pasaba desapercibida, pero la situación crítica en la que se encuentra España está dejando a la clase política en evidencia. Y sí, de sobras sé “que no, que no, que no nos representan”, pero aun así me da vergüenza ajena. Me da vergüenza porque aquí en Alemania no se enteran mucho de lo que está pasando ni de la gravedad del asunto, y yo, en un intento de explicar que el rescate nos ahoga más aún y que el Estado del bienestar se acaba de convertir en un supuesto privilegio que ya no nos podemos permitir, acabo hablando de anécdotas surrealistas como el “que se jodan” de Fabra, que Rajoy se fuese al ver el fútbol o los aplausos del PP. Total, que me siento un poco incomprendida, sobre todo cuando la gente me dice que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que nos ha faltado planificación y que tranquila, que seguro que ahora con el rescate estaremos mejor. Sigue leyendo

Deutschland y su conciencia ecológica

2 Jun

Desde que llegué a Berlín, ahora hace ya más de un año, no he dejado de ir descubriendo detalles que me demuestran por qué y cómo Alemania está a la cabeza en materia de conciencia ecológica. Y digo conciencia porque no solamente son las políticas ecológicas las que caracterizan a este país, sino que son las personas las que, a diferencia de en Spain (is different), creen en ello y lo llevan a la práctica. Sinceramente, desconozco las raíces del movimiento ecologista en Alemania (lo siento, no voy a hacer una búsqueda exhaustiva) pero he pensado en compartir algunas de las cosas que me han llamado la atención.

En primer lugar, y esto no es ninguna novedad, Frau Merkel, a pesar de ser de la CDU (para hacernos una idea, lo que sería el PP en España), se ha comprometido a cerrar todos los reactores nucleares antes del 2022, convirtiéndose así en la primera potencia industrial que renuncia a la energía atómica, supongo que cediendo a las fuertes presiones del movimiento antinuclear alemán, con una importante trayectoria desde los años 70 (aquí de nuevo me dedico a suponer, si alguien tiene correcciones o aportaciones, serán bienvenidas). Sigue leyendo

Un par de cifras

27 Sep

Berlín, con casi 900 km2, es 9 veces más grande que Barcelona, pero ésta es cuatro veces más densa. City Majors sitúa Barcelona como la 48ª ciudad más densa del mundo. En cambio, si no se tuviese en cuenta el área metropolitana, con una densidad de casi 16000 habitantes por kilómetro cuadrado, sería la séptima ciudad más poblada del mundo. Por supuesto, esta “recolocación” estadística tiene truco: si no se contemplasen las áreas metropolitanas de ninguna de las ciudades de la lista, lo cual sería justo y razonable, Barcelona volvería a bajar de posición. Aún así, me gusta comparar estas cosas.

Diferencias culturales

22 Sep

Al inicio de estar en Berlín, dos fueron los detalles que me hicieron reflexionar sobre la mentalidad alemana (bueno, muchos más, pero éstos son los que me apetece destacar). También tengo que reconocer que me cabreaban, aunque más tarde los he sabido entender: son, simplemente, diferencias culturales.

La primera, son los semáforos. Aquí los semáforos de los peatones pasan del verde al rojo directamente, sin parpadear. En cambio, los semáforos de los coches cambian de rojo a ámbar, y de ámbar a verde. En mi mentalidad de urbanista social saltaron todas las alarmas. ¿De qué van los alemanes, que no dan tiempo a cruzar la calle a una viejecita? Entonces creí entender porqué en Berlín no hay gente mayor… ¿Y por qué les ponen el ámbar a los coches, para que puedan ir metiendo primera en sus BMW y salir a toda leche?  Lo mismo me pasó con las puertas del metro. Aquí, aún no ha parado el tren que ya las puedes abrir y bajar. ¡Qué peligro! Sigue leyendo

food for thought and soul

Las pocas cosas que me pasan y las muchas que me pasan por la cabeza

yaqubahien

Que nul n´y entre s´il ne veut désapprendre!

Agustina Guerrero

Las pocas cosas que me pasan y las muchas que me pasan por la cabeza

Los apuntes del viajero

Blog de viajes por Europa y más allá

aprenentacadainstant

Just another WordPress.com site

architecture PROXIMITIES

An experience with Karen, Burmese and Thai from the Thai-Burma border

no disparen al mensajero

Conociendo América Latina a través de sus periodistas

Tiny Nice Things

Las pocas cosas que me pasan y las muchas que me pasan por la cabeza

Asociación cultural y gastronómica Manjaretti

Las pocas cosas que me pasan y las muchas que me pasan por la cabeza

Si te caes tres veces levantate cuatro

Las pocas cosas que me pasan y las muchas que me pasan por la cabeza

ube efe

art gràfic

Ulls de Peix

Otro sitio más de WordPress.com

Pachamama

Las pocas cosas que me pasan y las muchas que me pasan por la cabeza

A %d blogueros les gusta esto: